.....

miércoles, 26 de diciembre de 2012

De la bombilla tradicional a la lámpara LED


Hacia finales del siglo XIX se empezaron a comercializar las bombillas de filamento incandescente. Así, durante todo el siglo XX, la bombilla tradicional ha iluminado las noches de millones de hogares de todo el mundo. 

Tras algo más de 120 años de alumbrarnos, la Unión Europea va prohibiendo la comercialización de la típica bombilla incandescente debido a su baja eficiencia: convierte en luz sólo el 5% de la electricidad consumida, el 95% restante… se disipa en calor.

También las bombillas halógenas son poco eficientes. Llegan a obtener sólo del orden de 20 lúmenes por vatio de potencia consumida (lm/w). Aunque estas bombillas halógenas siguen de “moda”, lo cierto es que, poco a poco, los fluorescentes o las bombillas de “bajo consumo” han ido invadiendo nuestras casas en las últimas décadas.


Incandescente 60w   -   Fluorescente bajo consumo 18w   -    LED 8w

Pero los fluorescentes y las bombillas de bajo consumo, a pesar de que consiguen niveles de eficiencia energética del orden de los 80 lm/w y que su vida media (unas 10.000 horas) es superior en unas cinco veces a la de la bombilla incandescente, tienen también asociados algunos inconvenientes: contienen mercurio, por lo que son muy contaminantes si no se reciclan convenientemente, tardan unos segundos en encenderse y, una vez encendidas, necesitan unos minutos de calentamiento hasta estar a pleno rendimiento de emisión de luz.


Lámparas LED

Hace escasos años empezaron a despuntar las lámparas hechas con LED. Como era una tecnología poco experimentada en el campo de la iluminación las bombillas salían inicialmente caras. Actualmente, y en parte ayudado por los aumentos del coste del kw-h de las compañías eléctricas, la tecnología LED está abriendo una nueva era, tomando el relevo a la bombilla tradicional.

Las lámparas de LED ofrecen grandes ventajas económicas y ecológicas:
  • El 95% de la electricidad consumida se convierte en luz y sólo el 5% en calor.
  • Consigue rendimientos del orden de 100 lm/w. Es decir, que respecto las halógenas, pueden obtener la misma luz ahorrando un 80% de energía.
  • No necesitan tiempo de arranque y los LED emiten luz a pleno rendimiento al instante.
  • La vida media es superior a las 50.000 horas de funcionamiento.
  • No contienen mercurio ni otros elementos contaminantes del medio ambiente.
  • No emiten radiación infrarroja ni ultravioleta.


Lámparas dicroicas halógenas (2 x 40w) y sus equivalentes dicroicas LED (2 x 6w)

Sólo hay un inconveniente inicial: frente a los costes habituales de compra de las bombillas incandescentes, las halógenas o las de bajo consumo, las bombillas de LED son un poco más caras. No obstante, el periodo de retorno de la inversión inicial en lámparas LED es, habitualmente, del orden de uno o dos años.


Periodo de retorno

Entendemos aquí por periodo de retorno el tiempo necesario para recuperar el dinero que nos cuesta comprar una lámpara LED. Y es que a base de ahorrar en consumo de energía eléctrica y a base de ahorrar en no tener que comprar bombillas cada “dos por tres”, a la larga, acabamos gastando menos dinero si nos cambiamos al LED.

Veamos, a modo de ejemplo, cómo podemos valorar el periodo de retorno de una lámpara LED frente a una bombilla incandescente.
  • La bombilla tradicional de 60w tiene un coste de 0,75 € y una vida media estimada de 2.000 horas.
  • La lámpara LED (equivalente en lúmens, de unos 600 lm) resulta ser la de 8w, cuesta 16,5 € y tiene una vida media estimada de 50.000 horas.

Comparación entre bombilla incandescente y lámpara de LED

Pretendemos averiguar el “coste por hora” en cada caso, atendiendo a los costes de compra y a los costes de consumo.

La bombilla tradicional tiene un coste por hora de:
  • Inversión: 0,75€ / 2.000horas = 0,00037500 €/h
  • Consumo: 60w X 0,18 €/kw-h = 0,01067220 €/h
Con lo que cada hora que pasa 0,01104720 euros que nos cuesta.


La bombilla LED tiene un coste por hora de:
  • Inversión: 16,50€ / 50.000horas = 0,00033000 €/h
  • Consumo: 8w X 0,18 €/kw-h = 0,00142296 €/h
Con lo que cada hora que pasa 0,00175296 euros que nos cuesta.



Como vemos, cada hora que usamos la lámpara LED ahorramos 0,00929424 eurillos (casi un céntimo de euro!). Y, como la lámpara LED nos costó 16,50€, pues necesitaremos:

Tiempo de retorno de inversión en horas: 16,50€ / 0,00929424€/h = 1.775 h

Supongamos que se trata de una bombilla que encendemos 6 horas al día. Entonces, esas 1.775 horas equivalen a… sólo 10 meses !!!

Así que, con este pequeño análisis, descubrimos que la iluminación con tecnología LED es energéticamente eficiente, ecológicamente respetuosa con el medio ambiente y económicamente rentable para nuestros bolsillos.


Bienvenidos, pues, a la era del LED !!!



14 comentarios:

Malvís dijo...

No sé qué pensar: si eres un "iluminao" o que cada día estás más majara. Pero, bueno ¿ tú te crees que cada vez que encienda una bombilla voy a estar pensando en el 0,00146 eurillo ese?. Si a eso le añades el desgaste de suela de zapato para ir a buscarla y el tiempo que te has tirao con el flexo encendío mientras escribías esto...¡.

LEDigo a usté que eso habrá que hablarlo personalmente.

Un abrazo.

Baruk dijo...

Pues a mi me has convencido, así que a partir de hoy mismito, en casa solo entran bombillas LED.

Y es que siempre lo he dicho ...qui no té ideas, pitjor per a ell!!

Muachis

**

Esca dijo...

Pallaferro,eres la leche,como afinas,pooos vale,y yo me pregunto¿cuanta energía y materiales se consumen en su fabricación? el ahorro energético es importante,pero en mi opinión es mas importante,la base,es decir,su producción y distribución abaratando costes en lo mas posible y sobre todo que que en el consumo de energía no fueras dependiente de compañías eléctricas ni nada de eso,aún estamos en pañales,el futuro está en edificios autoabastecidos en un futuro próximo las luces no necesitaran cableado para su distribucion,todo que nos rodea es energía,solo debemos canalizarla,pero nunca hacer un mercado de ella,
Pero de momento hasta que esto llegue utilizaremos y nos utilizaran esas nuevas y obsoletas tecnologías en un futuro,
Un saludo Esca

pallaferro dijo...

Pues mire usted, sr. Malvís, LEDigo que, después de hablarlo personalmente, nos decidimos por cambiar a LED unas cuantas bombillas más !



pallaferro dijo...

Pues zí, Baruk, otra idea para añadir a nuestra libreta, eh?

(A que últimamente vemos lamparas LED en muchos sitios?)

Muchis,



pallaferro dijo...

Sabes Esca? Estuve tentado en eso de poder sacar la energía directamente del Sol y enviar a las compañías eléctricas a "tomar viento". Pero ahí sí que entrábamos en costes de inversión en placas solares, en costes de compra y reposición de baterías,... en fin, que, a no ser que se tratara de una vivienda aislada en el campo, era una opción poco viable económicamente.

Pero hay ganas de llegar, con los años, a ese objetivo que nos apuntas: "autoabastecernos enéticamente"

Un abrazo,

Aurum dijo...

Bon any nou i gran entrada!

Se te ha olvidado mencionar la famosa obsolescencia programada, por la cual las bombillas suelen durar menos de las 2.000 horas estipuladas...

Ah! Y por cierto Esca, ya se están empezando a usar cargadores por inducción que no requieren cables, el futuro del que hablas no está tan lejos!

pallaferro dijo...

Sí, Aurum, esta práctica de fabricar las cosas con las calidades justas para que, justo acabado el período de garantía, se estropeen... es un auténtica aberración de esta sociedad de consumo!

Esperemos que las lámparas LED que he comprado no las hayan fabricado con la filosofía de la obsolescencia programada...

Una abraçada,

Esca dijo...

Pues nada Aurum si eso ya está ahora a por el agua sin conductos,
¡¡Con la tecnología que hay!!y que mal aplicada y mal gestionada está.
Un saludo Esca

Anónimo dijo...

Yo ya compré bombillas LED y no me arrepiento, vivo en otro país y la economía aquí es diferente, pero logré ahorro del 20% en la cuenta de la luz.

Hagakure dijo...

Hola!!,
Pues una vez LEiDo tan interesante artículo o entrada, compruebo que ahí está el Pallaferro de siempre, y en forma.

Salutacions.

Cristian dijo...

La tecnología avanza constantemente y se puede ver reflejado en distintos aspectos. Lo relacionado con el led es lo que mas me gusta, y trato de averiguar al respecto

Esteban - Lamparas LED para interiores dijo...

Las ventajas que presenta el led son muchas: consume muy poca energía eléctrica en relación a las lámparas incandescentes y de bajo consumo, la luz que emite tiene muy baja pérdida de energía calórica, trabaja a baja tensión y son muy utilizadas hoy día en la arquitectura y decoración de interiores como exteriores en obras de gran porte y diseño en las fachadas e interior

Sabina dijo...

Qué explicación tan clara sobre cómo mejorar la iluminación y la vida.

Gracias Pallaferro.